Enviar Respuesta 
 
Calificación:
  • 0 Votos - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La Codependencia - Enfermedad Familiar
Autor Mensaje
aorozco Sin Conexión
Administrator
*******

Mensajes: 19
Registro en: Mar 2009
Mensaje: #1
La Codependencia - Enfermedad Familiar
Preámbulo
Muchos de nosotros crecimos en hogares donde no se nos respetaron nuestros pensamientos, sentimientos y necesidades, y creimos que esto era lo “normal”. Llegamos a creer que nosotros teníamos los problemas, porque no respondíamos adecuadamente a como nuestros padres querían.Y llegamos a ser adultos con sentimientos frustrantes y con un modo distorsionado de ver lo que pasaba en nuestras familias.
Creemos que todo fue correcto, y que los adultos que nos cuidaban eran muy buenos. Pero como nosotros no eramos felices, entonces los “malos” teníamos que ser nosotros, no podíamos agradar a nuestros padres siendo como éramos y empezamos a utilizar conductas con las que pudiéramos obtener el amor y aprobación que necesitabamos. Creer que todo era “normal” y que nosotros estábamos “mal”, ésto es lo que nos encierra en la codependencia.
El término codependencia se comenzó a utilizar en los años setenta. Originalmente se usó para describir a las personas cuyas vidas se veían afectadas como resultado de la relación íntima con una persona que sufría de una adicción química (alcohol, drogas). Esta definición se ha ido ampliando a personas que temen una relación íntima con enfermos mentales, emocionales, con personas con una enfermedad crónica e individuos relacionados con personas irresponsables.
Melody Beattie define al codependiente como una persona que permite que la conducta de otra persona le afecte, y está obsesionado con controlar la conducta de esa otra persona. Las conductas de otras personas nos pueden afectar son: el alcohol, las drogas, las irresponsabilidades, la infidelidad, la violencia, la falta de compromiso e intimidad, el desamor, entre otros.
La definición señala que la persona se obsesiona por controlar. Esto significa, que la parte afectada dedica gran cantidad de esfuerzo y energía, tratando de forzar que sucedan las cosas. Controlan en nombre del amor, lo hacen por ayudar, lo hacen pensando que ellos están bien y el otro está mal. La otra persona puede ser un niño, adulto, amante o un cónyuge, padre o madre, hermano(a), amigo(a)...
Como la adicción, la codependencia es una enfermedad porque tiene un inicio, un curso de desarrollo con síntomas definidos y un fin, el mismo criterio que los médicos usan para definir una enfermedad
Otro nombre del codependiente es el de facilitador, pues su conducta facilita que el adicto continúe con su conducta adictiva. El facilitador lo que hace es negarle al adicto la oportunidad de asumir la responsabilidad por las consecuencias negativas de su conducta inadecuada, y "ayuda" al adicto a cubrir las apariencias o a enmascarar su conducta problemática. (Levinson y Straussner, 1978.)
Los codependientes desarrollan negación acerca de la necesidad que tienen de controlar el mundo que los rodea. Cada vez que se ven en la situación de no poder controlar la conducta del adicto, se sienten fuertemente culpables e inadecuados.
Como resultado de este proceso psicológico enfermo, el codependiente invierte gran cantidad de tiempo y esfuerzo tratando de controlar la conducta del adicto y del entorno, pues tienen la percepción de que su autoestima depende de su habilidad para controlar al adicto.
Cuando los intentos de control fallan repetidamente, la autoestima del codependiente baja. Mientras la autoestima baja, el codependiente se hace más compulsivo en sus intentos de controlar al adicto.
Lo cierto es que el codependiente es impotente para controlar la conducta del adicto, pero por efectos de su creencia distorsionada acerca de su rol en la relación, termina perdiendo el control de su propia conducta, facilitando con esto la continuidad de la conducta adictiva.
Tanto la adicción como la codependencia son enfermedades o condiciones patológicas que disminuyen la calidad de vida de las personas y de sus familias, por lo que deben ser diagnosticadas y tratadas de manera eficaz
Dado que el primer paso para salir de una enfermedad es reconocerla, proporcionamos una serie de tópicos y referencias de comportamientos de individuos y familias codependientes, con la finalidad de proporcionar a nuestros lectores conocimiento de esta enfermedad y crear conciencia en la necesidad de su tratamiento.



ANTECEDENTES DE ENFERMEDADES FAMILIARES

La mayoría de nosotros sabe que podemos reducir el riesgo de sufrir una enfermedad si seguimos una dieta saludable, hacemos suficiente ejercicio y no fumamos. Pero, ¿sabía usted que sus antecedentes familiares podrían tener una gran influencia en el riesgo de sufrir de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes o cáncer? Aunque usted no puede modificar su estructura genética, el hecho de saber su historia familiar puede ayudarle a reducir el riesgo de contraer problemas de salud.


Antecedentes familiares y el riesgo de enfermedades.

Los miembros de una familia comparten los genes, así como el ambiente, los hábitos y estilos de vida. Todas las personas pueden reconocer características específicas en su familia, por ejemplo el pelo rizado, los hoyuelos, la esbeltez o la habilidad atlética. El riesgo de contraer enfermedades como el asma, la diabetes, el cáncer y la enfermedad cardíaca también viene de familia.
Los antecedentes familiares afectan de manera diferente la salud de las personas. Las características principales de los antecedentes familiares que pueden aumentar el riesgo de ciertas enfermedades son la presencia de:
• Enfermedades que ocurren a una edad más temprana de la esperada (10 a 20 años antes que la mayoría de la gente que contrae la enfermedad);
• Enfermedad en más de un pariente cercano;
• Enfermedad que generalmente no afecta a cierto sexo (por ejemplo, cáncer de seno en un hombre);
• Ciertas combinaciones de enfermedades en una familia (por ejemplo, cáncer de mama y de ovario o enfermedad cardíaca y diabetes).
Si su familia tiene una o más de estas características, sus antecedentes familiares pueden contener claves importantes sobre el riesgo que usted tiene de contraer enfermedades.


Use los antecedentes familiares para promover su salud.

Las personas con antecedentes familiares de una enfermedad pueden tener mucho que ganar si realizan cambios en su estilo de vida y se hacen pruebas de detección selectiva.
Usted no puede cambiar sus genes, pero puede modificar comportamientos no saludables, como fumar, la inactividad y los malos hábitos alimenticios. En muchos casos, la adopción de un estilo de vida más saludable puede reducir el riesgo que usted tiene de contraer enfermedades que vienen de familia.
Las pruebas de detección selectiva (como mamografías y exámenes de detección del cáncer colorrectal) pueden detectar enfermedades como el cáncer en las etapas iniciales, cuando son más fáciles de tratar. Las pruebas de detección también pueden detectar factores de riesgo para contraer enfermedades como colesterol alto y presión arterial alta, las cuales pueden ser tratadas para reducir las posibilidades de contraer una enfermedad.

Informesé sobre sus antecedentes familiares

Para informarse sobre su historia familiar:
• haga preguntas,
• trate el tema en las reuniones familiares; y
• consulte los certificados de defunción y los registros médicos de la familia, si es posible.
Recoja información sobre sus abuelos, padres, tíos y tías, sobrinos y sobrinas, hermanos e hijos. El tipo de información que se debe recoger incluye, entre otros:
• enfermedades médicas graves y causas de muerte
• edad en la que se inició la enfermedad y edad al fallecer, y
• origen étnico
Escriba esta información y compártala con el médico. El médico:
• evaluará los riesgos que usted tiene de adquirir una enfermedad con base en sus antecedentes familiares y en otros factores de riesgo,
• recomendará cambios en su estilo de vida para ayudar a prevenir la aparición de la enfermedad; y
• ordenará pruebas de detección para detectar la enfermedad en forma temprana.
Si el médico nota un patrón de enfermedad en su familia, esto puede ser una indicación de la presencia de una forma hereditaria de enfermedad que ha pasado de una generación a otra. El médico lo puede remitir a un especialista que puede ayudarle a determinar si usted tiene esa forma hereditaria de enfermedad. La realización de pruebas genéticas también puede ayudar a determinar si usted u otros miembros de su familia corren riesgo de contraer alguna enfermedad. Aún en el caso de formas hereditarias de enfermedad, se pueden tomar medidas para reducir el riesgo de contraerlas.

¿Y si usted no tiene antecedentes familiares de enfermedad?

Aun cuando no existan antecedentes de un problema de salud específico en su familia, usted todavía
podría estar en riesgo de contraer una enfermedad. Esto se debe a que:
• su estilo de vida, su historia médica personal y otros factores influyen en la posibilidad que usted tiene de contraer una enfermedad;
• usted podría desconocer la presencia de enfermedades en algunos familiares;
• usted podría tener familiares que murieron a una edad temprana, antes de que pudieran contraer
• enfermedades crónicas como enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes o cáncer.
Tener conocimiento de los antecedentes de salud de su familia es parte importante de un plan de bienestar que dure toda la vida.
04-09-2011 01:11 AM
Encuentra todos los mensajes de este usuario Cita este mensaje en tu respuesta
Enviar Respuesta 


Salto de Foro: